6 pasos necesarios para prevenir los accidentes laborales en cubiertas

Para mantener la seguridad en los trabajos de reparación y mantenimiento en cubiertas es necesario crear un completo plan de actuación. Esta guía te permitirá identificar los riesgos específicos y encontrar sus soluciones con antelación. A continuación, te mostramos los pasos a seguir para la creación de este documento.

Recopilación de información previa sobre la cubierta

El responsable de mantenimiento de la nave tiene que recopilar toda la información posible sobre las características de la cubierta. Después, se la transmitirá al encargado de la empresa externa, y este la completará con una visita a la nave, preferiblemente sin pisar la cubierta (por ejemplo: desde el interior del edificio).

La información sobre la cubierta que se debe recopilar incluye: accesos y pasarelas existentes, dimensiones, peso máximo que resiste la cubierta, zonas frágiles y servicios afectados, tales como placas solares o líneas eléctricas, entre otros.

Selección de la empresa encargada de los trabajos en cubierta

Es sumamente importante que el equipo de trabajadores en altura cuente con el nivel de especialización adecuado para este tipo de tareas. Muchos de los accidentes por caídas desde cubiertas se producen cuando la plantilla no dispone del conocimiento, la experiencia o formación necesarios para su ejecución de forma segura.

También hay que cerciorarse de que el contratista tenga la capacidad adecuada para planificar los trabajos y su ejecución sin riesgos. Por tanto, el responsable de mantenimiento de la nave debe seleccionar a una persona que demuestre que las tareas se van a realizar con los materiales necesarios y por trabajadores totalmente cualificados.

Planificación del proyecto de seguridad

Cuando no hay planificación previa, también pueden ocurrir muchos accidentes por caída desde cubiertas. Por tanto, este paso es esencial para conocer todos los riesgos y medidas preventivas necesarias.

La planificación de los trabajos consiste en definir un procedimiento del trabajo y las actividades que se van a desarrollar en la cubierta; describiendo las tareas, quién las va a ejecutar, cómo lo hará y cómo se actuará en caso de emergencia.

El responsable de la empresa de mantenimiento de la cubierta tiene que tomar decisiones acerca de:

  • Los motivos concretos por los que se necesita acceder a la cubierta
  • La forma de subida y bajada de los trabajadores a la cubierta
  • La señalización y delimitación de la zona de trabajo
  • El peso soportado sobre la cubierta
  • El momento en el que se van a realizar los trabajos (condiciones meteorológicas adecuadas)
  • El protocolo de actuación en caso de emergencia
  • La elevación, ubicación y retirada del material
  • La instalación y uso de protecciones (protecciones colectivas permanentes, como los pasillos técnicos CAREX)
  • El itinerario de tránsito y las pasarelas

Shorter 1280x923

Preparación de los trabajos          

Para la preparación de los trabajos, se debe de ofrecer a los trabajadores todo lo necesario para el procedimiento ideado:

      • Medios materiales: esto incluye equipos de trabajo con todos los elementos y dispositivos de seguridad necesarios, así como sistemas de protección, tanto colectiva como individual; habiendo comprobado el estado de todos ellos previamente.
      • Formación e información de los trabajadores: se les asignarán las tareas a los trabajadores cualificados y se les informará de los aspectos a tener en cuenta en cada cubierta. Cada proyecto debe ser analizado individualmente.
      • Responsable de supervisar los trabajos: el contratista debe designar a un responsable en la supervisión de los trabajos. El principal objetivo es que se desarrollen según el procedimiento establecido y llevando a cabo todas y cada una de las medidas preventivas asignadas.

     

Ejecución de las tareas fijadas

Cada día, antes de comenzar las tareas, el supervisor y sus trabajadores tienen que repasar el procedimiento establecido para aclarar cualquier duda y resolver las preguntas que puedan surgir. Solo después de este paso se podrán iniciar los trabajos.

A continuación, durante la ejecución, el supervisor debe vigilar que se cumpla el protocolo, facilitando las instrucciones necesarias a los trabajadores y siempre desde un lugar seguro.

Finalización del plan de mantenimiento            

Cuando los trabajos se terminen, la cabeza visible de la empresa que ha sido contratada tiene que comunicarle al responsable de mantenimiento de la nave la información relevante sobre las tareas realizadas. También le entregará los documentos necesarios sobre las protecciones y medios de acceso para la utilización y el mantenimiento de los elementos incorporados en la cubierta.

Esta información, junto con los documentos, servirá para que el responsable de mantenimiento de la nave pueda realizar las revisiones y labores de mantenimiento imprescindibles en la cubierta, y a su vez, pueda transmitirla a los profesionales que vayan a realizar futuras intervenciones en la cubierta.