¿Por qué no se ven más tejados con placas solares para autoconsumo?

España es uno de los países de Europa con más horas de sol, sin embargo se encuentra a la cola en lo que autoconsumo se refiere. El dato es que, solamente el 0,1% representa el autoconsumo solar de instalaciones en viviendas.

Estos bajos niveles en autoconsumo son derivados de la antigua política energética, que se llevó a cabo en España hasta el año 2019.

Autoconsumo fotovoltaico en España antes del 2019

En el año 2015, se publicó el Real Decreto 900/2015. La entrada en vigor de esta normativa generó mucha polémica en todo el sector de la energía solar, ya que había muchos aspectos de esta normativa penalizaban la instalación de sistemas de autoconsumo.

Estas eran algunas de las características de esta normativa, las cuales no eran muy favorables para los sistema de autoconsumo solar.

  • Imposición de un gravamen al autoconsumo eléctrico.
  • Realización de multitud de trámites administrativos.
  • Fijación de límites de potencia para su instalación.
  • Prohibición del autoconsumo compartido.

ALU Autoconsumo Solar Blog

Cambios significativos en autoconsumo. RD 244/2019

Finalmente, después de varios años de un descontento generalizado en el sector de la energía solar y con multitud de batallas políticas, jurídicas y sociales, el 6 de abril de 2019 entró en vigor la nueva normativa.

El RD 244/2019 sobre la normativa de autoconsumo fotovoltaico trajo varios cambios significativos, que ha favorecido el crecimiento de las instalaciones de autoconsumo en España.

En primer lugar, este nuevo RD supuso la derogación del llamado “impuesto al sol”, que gravaba el autoconsumo eléctrico. La justificación para establecer este gravamen era que, a pesar de que en términos generales el autoconsumo a través de placas solares conllevaba una ahorro de costes, estas instalaciones estaban conectadas a la red, y por lo tanto en días de poca producción consumiría energía de la red.

Por otro lado, se ha establecido una compensación de los excedentes. Es decir, si tu instalación fotovoltaica genera más energía de la que consumes esta se introducirá en la red eléctrica, y por consiguiente la comercializadora realizará un descuento en la factura.

Otro aspecto clave ha sido la aprobación del autoconsumo compartido. Este apartado ha permitido que las comunidades de vecinos y asociaciones puedan generar su propia electricidad.

En cuanto a los límites de potencia, también han sufrido un cambio con este nuevo real decreto. Actualmente, no existen límites en la instalación de la potencia, mientras que en la anterior normativa, la potencia debía ser igual o inferior a la contratada.

Los trámites administrativos con el anterior real decreto eran demasiado farragosos y una barrera para el autoconsumo. En esta nueva normativa, los trámites son más sencillos para instalaciones inferiores a 15 kWp. Este tope de potencia, está establecido concretamente con el objetivo de fomentar el autoconsumo fotovoltaico en España, en el ámbito residencial

Por último, otro de los rasgos que se ha modificado es la producción de terceros. Con el nuevo reglamento, queda permitido el alquiler de los dejados para realizar la instalación de paneles solares, y por consiguiente ambas partes compartirán los beneficios.

El futuro del autoconsumo fotovoltaico en España

Tenemos datos para ser optimistas. En el año 2019 pese a estar inmersos en plena pandemia del COVID19, se registró un incremento del 30% en el autoconsumo solar, significando el mayor crecimiento registrado en autoconsumo.

Otro aspecto favorable es el plan de recuperación y transformación presentado por el gobierno. Este plan contempla subvenciones para rehabilitaciones de viviendas en materia de eficiencia energética. 

Debido a este crecimiento y a las expectativas generadas, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha creado un sello de calidad para instaladores. Este sello de calidad pretende evitar instalaciones deficientes y garantizar a los consumidores que las instalaciones de autoconsumo fotovoltaicas se realizan de acuerdo con las reglas definidas por un comité de expertos del sector.

Nueva llamada a la acción