Legislación vigente para los trabajos en altura

A la hora de trabajar en altura, el personal es el activo más importante de las empresas. Proteger al personal debe ser el objetivo número uno de toda compañía, contribuyendo al índice de sostenibilidad y guiando las buenas prácticas de seguridad y salud para los trabajos en altura. Por ello, en este post queremos resumir las principales resoluciones legales vigentes en este sentido.

La legislación vigente está recogida en la Resolución 1409 de 2012, que derogó a la anterior Resolución 3673 de 2008 en las disposiciones contrarias entre ambas, y en la Resolución 1903 de 2013. A continuación os contamos los aspectos esenciales de las normas, observados no solo desde el punto de vista de la empresa, sino también del trabajador, así como de las personas encargadas de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) en las empresas. Además, os compartimos también un post con los 5 consejos para trabajos en altura, que pueden ser muy útiles a la hora de analizar algunos de los siguientes puntos.

Aspectos esenciales de las normas

Queremos destacar dos aspectos principalmente:

1. Se considera trabajo en altura toda aquella labor que suponga encontrarse por encima de una altura superior a los 1,5m, pues esto supondrá un riesgo de caída y puede suponer una lesión o siniestro del trabajador.

2. En caso de tratarse de construcciones de nueva edificación u obras civiles, la altura referencia será en estos casos de 1,8m.

Medidas a tomar por las empresas

Los empleadores han de definir un protocolo o programa que regule este tipo de trabajos, sea tanto para trabajadores internos de la empresa como para externos que se contraten para una obra o servicio puntual. Esta normativa ha de estar documentada por escrito y divulgada al personal de la compañía o contratistas/terceros externos a la misma que puedan participar en labores que superen la altura referencia de 1,5m.  

Además, las empresas deben realizar exámenes médicos a todo el personal que vaya a desempeñar este tipo de labores en altura. Estos permitirán identificar restricciones que, de acuerdo a las regulaciones, podrán afectar negativamente al desempeño del oficio.

Por otro lado, la compañía tiene que proveer los equipos de prevención y protección necesarios para realizar el trabajo. Todos ellos han de ser equipos especializados y estar homologados para el tipo de trabajo concreto, con el objetivo de garantizar la salud y la seguridad del personal. También tiene que contar con las condiciones mínimas de seguridad en las áreas donde se realicen las actividades, como por ejemplo los puntos de anclaje con certificados de peso.

Otro aspecto a tener en cuenta es que las empresas tienen que ofrecer capacitación y entrenamiento gratuito para este tipo de personal. Además, ha de contar con un protocolo de seguridad para el rescate de trabajadores que tengan cualquier tipo de accidente trabajando en altura. Esto último también ha de ser incorporado como parte de la formación.

Por último, las empresas pueden también añadir protecciones añadidas para los trabajadores, como equipos de protección con características especiales, tales como chalecos ignífugos, mejor iluminación o pasillos técnicos para cubiertas industriales.

Medidas a tomar por los trabajadores

Los trabajadores de la empresa deben leer, entender y cumplir con todos los protocolos de la empresa, recogidos en la documentación correspondiente. Además, tendrán que participar en las actividades de formación por parte de la empresa, recordando que cada año han de recibir mínimo una sesión de actualización

Cualquier tipo de alteración, problema o cambio en la situación del trabajo, así como en el estado salud del propio trabajador, puede suponer un compromiso para el desempeño del trabajo y para la integridad de los operarios. Por ello, ha de ser reportado inmediatamente para poder tomar decisiones y modificar en tiempo real, con el fin de que esto no suponga ningún problema para las personas encargadas de trabajar en altura. Cualquier condición anormal que se detecte, o incluso que se prevea, ha de ser informada de igual manera.

Por último, cualquier trabajador ha de participar de forma directa en la verificación de las condiciones de seguridad de las áreas, EPIs (Equipos de Protección Individual) y protocolos de seguridad, con el fin de que ellos mismos puedan garantizar que la seguridad adoptada tanto por la empresa como por ellos mismos es la correcta.

Medidas a tomar por los administradores de Riesgos Laborales

El acompañamiento y seguimiento mediante la inspección y las asesorías son vitales para poder verificar que se cumpla con todo lo expuesto en los documentos, y que las prácticas de los trabajadores velen y favorezcan la salud y seguridad en la empresa.

Además, es habitual que hay asesores expertos, tanto internos como externos, para que realicen valoraciones y puedan informar e identificar comportamientos erróneos o que pueden ser mejorados. Así, con estas asesorías, las empresas podrán tomar decisiones en materia de salud y seguridad laboral para velar por ser una empresa sin siniestros en sus trabajos en altura.

Como ya sabrás, en Alusín Solar hemos desarrollado el Pasillo Técnico CAREX®, un método para reducir la siniestralidad en trabajos en altura, dado que hemos detectado problemas de seguridad en multitud de cubiertas. Te dejamos el catálogo de CAREX® aquí por si quieres conocer sus aspectos más técnicos. 

⬇️Si quieres que analicemos tu proyecto, realiza una asesoría técnica completamente gratuita y nuestros expertos se pondrán en contacto contigo con la mayor antelación posible⬇️

Asesoría Técnica