¿Qué es un Huerto Solar?

Un huerto solar o también llamado granja solar es una gran colección de paneles solares fotovoltaicos  que absorben la energía del sol para convertirla en electricidad, la cual puede ser tanto para consumo propio en empresas u hogares, como para venderla a la red eléctrica.

A menudo, dichas plantas solares están formadas por pequeños inversores independientes que se asocian para compartir terreno, infraestructuras y gastos, por lo tanto, la rentabilidad será mayor. En los últimos años, la tecnología de energía solar ha avanzado a pasos agigantados.

¿Necesito un recinto adecuado para montar un Huerto Solar?

Efectivamente, no solo necesitarás un recinto adecuado para las placas fotovoltaicas si no también contar con los permisos y recursos necesarios.

En primer lugar, necesitarás la autorización de tu Comunidad Autónoma para realizar la pertinente instalación. El terreno deberá ser específicamente de carácter industrial pues, en caso de no serlo, tendrás que gestionarlo con el Ayuntamiento de tu ciudad para recalificar el mismo. También necesitarás realizar la solicitud a la compañía eléctrica y la posterior autorización.

Muchos expertos coinciden en que la inversión en huertos solares está al alza. Con la energía renovable y los recursos naturales limitados como un tema candente, la industria solar demuestra ser uno de los mercados de más rápido crecimiento en la actualidad y con mayor futuro a la hora de generar ahorro en los hogares y empresas.

Aprovechar el éxito previsto de los huertos solares permite a los inversores generar riqueza de múltiples formas con barreras de entrada mínimas. De hecho, muchos gobiernos de las diferentes Comunidades Autónomas de España han puesto a disposición de personas físicas o jurídicas, comunidades de propietarios, entidades locales, ayuntamientos, etc. numerosas subvenciones para la instalación de placas de placas solares, que otorga la Unión Europea.

Las granjas solares son solo una de las muchas formas de sacar provecho de los terrenos baldíos. Una granja solar produce electricidad. En lugar de cultivar plantas, ‘plantan’ paneles solares. Y en lugar de una tienda de comestibles o un mercado de agricultores, el agricultor vende la electricidad a las empresas de servicios públicos que suministran electricidad a la red.

¿Por qué invertir en huertos solares?

Nunca ha sido tan ecológico y rentable recurrir a fuentes de energía solar. Los huertos solares aportan grandes beneficios, no sólo a los inversores, si no al medioambiente y a la sociedad en general.

Otra razón para invertir en huertos solares es que gracias a estos estarás minimizando el impacto de las instalaciones eléctricas en el entorno, contribuyendo así a que la atmósfera esté libre de gases nocivos. La energía solar es una fuente de energía limpia y renovable, no se agota y no contamina.

Por otro lado, también se trata de una oportunidad magnífica de inversión, con una alta rentabilidad y períodos de amortización de entre 8 y 10 años. Además, cada vez existen más alternativas de financiación que evitan que el desembolso inicial suponga un problema.

¿Cómo puedo rentabilizar un huerto solar?

  • Si tienes la posibilidad de crear un huerto solar con una alta capacidad de producción de energía solar, podrás darte de alta como productor de energía y venderla en el mercado mayorista de electricidad.
  • Si por el contrario cuentas con una instalación fotovoltaica más pequeña, puedes optar por la compensación de excedentes de autoconsumo fotovoltaico. Es decir, aquella energía que se produce de más y no se consigue consumir pasa a la red eléctrica, compensando así la energía que se consume en la red en los momentos en los que los paneles solares no producen la suficiente energía. Si quieres instalar paneles solares en tu empresa, desde Alusín Solar te ofrecemos una asesoría técnica completamente gratuita con nosotros para que descubras qué estructuras son las más óptimas para tu proyecto:Asesoría Técnica