Inclinación de las estructuras fotovoltaicas: ¿cómo afecta la disposición de la cubierta a una instalación?

Como ya hemos comentado en alguna ocasión anterior, en una instalación fotovoltaica tiene una gran importancia la inclinación de las estructuras metálicas de fijación, y por lo tanto, la propia inclinación de los paneles solares.

Esta medida juega un papel fundamental para conseguir sacar el máximo rendimiento a las placas solares, debido a que las estructuras metálicas son uno de los elementos más importantes en toda instalación solar.

La inclinación de los paneles solares

A la hora de decidir, cuál es la inclinación adecuada de nuestros paneles solares, debemos tener en cuenta varios factores. Para comenzar, necesitaremos conocer nuestros consumos de energía por cada época del año, y también la latitud donde realizaremos la instalación.

Inclinación de los paneles solares según la época del año

En primer lugar, la luz solar no es constante en nuestro planeta y varía mucho dependiendo de la época del año. Por lo tanto, debemos tener en cuenta en qué época del año tenemos un mayor consumo eléctrico.

Si nuestro consumo eléctrico es mayor durante la época de verano debido a nuestra actividad productiva, debemos instalar nuestras estructuras solares con una inclinación óptima para esta época del año. Pero, en caso de que el consumo de energía eléctrica sea constante durante el año, la orientación elegida tiene que ser la adecuada para los meses de invierno. Además, hay que tener en cuenta que durante estos meses las horas de luz solar son menores, y el sol incide de forma indirecta.

Sistema Bulnes Slider

Inclinación de los paneles solares según la latitud

En segundo lugar, el clima en España es muy variado y depende mucho de la situación geográfica, y por consiguiente la radiación solar varía mucho de norte a sur.

Habitualmente, las instalaciones fotovoltaicas suelen instalarse con una inclinación adaptada a la situación geográfica. De esta forma, se consigue una producción de energía estable durante todo el año.

No obstante, para disponer de una instalación óptima, lo más recomendable es tener en cuenta ambos factores, la ubicación geográfica y el consumo en cada época del año.

De esta forma, podemos distinguir dos opciones de inclinación:

  • Consumo mayor en los meses de invierno

La forma óptima de colocarlos sería de una manera más vertical. Aproximadamente, debemos variar los grados unos 10-15 puntos, respecto al ángulo de latitud de donde se realizará la instalación de las placas solares. Con ello, conseguimos que los paneles solares debido a esta verticalidad consigan un mayor rendimiento en los meses de invierno, en los que los rayos de sol se dirigen de manera más lateral.

  • Consumo mayor en los meses de verano

Si nuestro consumo es mayor en verano debemos hacer los contrario. Hay que reducir la inclinación entre 10 y 15 grados, con respecto a la latitud de las estructuras metálicas de los paneles solares. Así, conseguimos colocar nuestros paneles solares de manera más horizontal y por consiguiente, se aprovechan mejor las horas de sol, cuando este se sitúa en lo alto del cielo.

Sistema Picos 02

¿Cómo afectan las sombras a la inclinación de un panel solar?

En ocasiones, cuando se realiza una instalación de paneles solares, únicamente tenemos en cuenta la mejor orientación e inclinación posibles, para elegir la ubicación. También, es necesario tener en cuenta otros factores, como la afectación de los paneles solares por sombras.

En definitiva, debemos evitar en la medida de lo posible la proyección de sombras por árboles, edificios u otros elementos.

Si tienes alguna duda respecto al tipo de estructuras metálicas más adecuadas para tu proyecto fotovoltaico, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos de la mejor forma posible.

Nueva llamada a la acción