Sistema antirrobo para paneles solares

 

Las instalaciones solares, si bien a la larga suponen una serie de ventajas económicas como el ahorro en la factura energética, constituyen un importante desembolso en un primer término. Por ello, es muy aconsejable proteger nuestros paneles solares e impedir que sean robados.

Para salvaguardar las instalaciones solares, hemos desarrollado un anclaje antirrobo que dificulta en gran medida el robo de las placas y que puede ser instalado en todas nuestras estructuras para paneles solares.

 

Funcionamiento sistema antirrobo

 

El anclaje antirrobo se compone de una tuerca con base cónica enroscada, que la diferencia de una tuerca normal, y una parte superior hexagonal lisa.

Sistema antirrobo paneles solares

La instalación se realiza como si se tratase de una tuerca normal, colocando la grapa y el tornillo sobre el marco de la estructura y enroscando la tuerca antirrobo hasta su tope. Al apretar la tuerca hasta su tope, la parte cónica se queda fijada al espárrago mientras que la parte hexagonal se desprende. De esta manera tan sencilla y rápida, la tuerca fija totalmente el panel a su soporte por lo que sería imposible de sustraer utilizando herramientas manuales.

 

¿Dónde se colocan las tuercas antirrobo?

 

Al contrario de lo que se puede pensar, no es necesario colocar las tuercas antirrobo a ambos lados de todos los paneles solares que constituyen la instalación fotovoltaica. Para las grapas intermedias nos bastará con las tuercas corrientes, mientras que las tuercas antirrobos irán colocadas en las grapas finales, a ambos extremos de la estructura.

De esta manera, los extremos de la instalación serán los que fijen y aseguren el resto de estructuras y paneles intermedios, facilitando la fijación y ahorrando en material.

En el siguiente videotaller te mostramos el funcionamiento de las tuercas antirrobos, su facilidad a la hora de instalarlas y su eficacia para impedir que los paneles solares sean sustraídos.