¿Qué es el bombeo solar directo?

El bombeo solar es uno de los sistemas que más se está utilizando en el sector agrario tanto para la irrigación como para el suministro de agua a abrevaderos para el ganado.

 

La amplia radiación solar de nuestro territorio y las fluctuaciones imprevisibles de la energía eléctrica convierte la energía fotovoltaica en un elemento que aporta seguridad, ahorro y autonomía a la hora de suministrar electricidad a nuestros proyectos. Por suerte, en los últimos años y gracias a la supresión del conocido como “impuesto al sol” las instalaciones fotovoltaicas han tomado un gran impulso, aumentando su contribución al PIB un 19% en 2018.

 

Funcionamiento del bombeo solar directo

 

En el bombeo solar directo, los paneles solares son los encargados de proveer la energía necesaria al sistema. En cuanto la radiación solar comience a incidir sobre los paneles, la bomba de agua se pondrá en marcha y comenzará a mover al caudal de agua hacia el lugar deseado. Debido a que depende completamente del sol, el caudal variará en según la energía producida por las placas solares, alcanzando su máximo rendimiento a mediodía, mientras que por la noche se detendrá.

Bombeo solar directo

Este es el sistema más conveniente cuando no haya necesidad de bombear agua las 24 horas, ya que se prescinde de las baterías, el uno de los componentes más caros de las instalaciones solares que almacenan energía. Cuando sea necesario disponer de agua también cuando no haya luz solar, la opción más conveniente y extendida es disponer de un depósito de agua en el que almacenar el agua excedente extraída durante las horas de luz. Colocando el depósito en un nivel más elevado, se podrá llevar el agua al lugar deseado gracias a la gravedad.

 

Componentes de un sistema de bombeo solar directo

 

En las instalaciones de bombeo solar directo podemos encontrar los siguientes componentes:

  • Paneles solares: Son los encargados de producir la energía que alimentará a la bomba de agua encargada de la extracción del agua, ya sea de un pozo o de un estanque. La cantidad de paneles solares irá en función del número de bombas de agua y de la potencia de éstas.

 

  • Estructuras para paneles solares: Los soportes de las placas fotovoltaicas deben ser resistentes, estables y tener la orientación e inclinación adecuadas para garantizar la máxima radiación, y así aumentar el rendimiento de la instalación. El Sistema Cantábrico de Alusín Solar está especialmente diseñado para el bombeo solar, gracias a su configuración de dos paneles en vertical.

 

Sistema Cantabrico 03

  • Bomba de agua: Para la extracción de agua de pozos o embalses pueden utilizarse tanto las bombas de agua tradicionales, para las que será necesario un variador, como las bombas de agua solares, preparadas para ser alimentadas directamente desde las placas fotovoltaicas. Dependiendo de la profundidad del agua a extraer y/o del caudal necesario, se optará por bombas de agua sumergibles, capaces de extraer agua desde más profundidad, o bombas de agua de superficie, que aportan un mayor caudal de agua.

 

  • Convertidor: El convertidor tiene una doble función. Por un lado, transforma la corriente continua generada por los paneles en corriente alterna cuando ésta sea necesaria para el funcionamiento de la bomba de agua. Por otra parte, regula la energía suministrada en base a la energía solar presente.

 

  • Depósito: El depósito permite guardar el agua excedente para utilizarla cuando no haya luz solar. Si bien es cierto que las baterías pueden realizar esta función almacenando la energía, son más caras por lo que se pierde rentabilidad.

 

Cta Sistema Cantabrico

MÁS INFO